Saber inglés es un hábito altamente productivo

Creo que se ha hablado muchísimo de la importancia de manejar el idioma inglés, y si aún no te has puesto a con él puede que estés un poco frustrado en tu lucha con la lengua británica; y que venga un divulgador de productividad a molestarte con el asunto puede que sea lo último que desees, pero intentaré convencerte de que lo intentes nuevamente, además de darte buenísimos consejos para que venzas esta lucha y le ganes al idioma de David Allen.

Debido diversas razones históricas y sociales: gran parte del desarrollo tecnológico y científico de occidente está sucediendo en Norteamérica y Europa. Estados Unidos concentra varias de las empresas tecnológicas de uso masivo más importantes del mundo (Apple, Microsoft, Google, Amazon, y un largo etc), también el país de Lincoln es impulsor de la investigación científica en diversas áreas, por ejemplo la espacial. Por otra parte, en Europa sucede gran parte de la publicación de Pappers Científicos, si bien la lengua inglesa no es la oficial en todos los países, sí es posible logres hacerte entender en cualquier país europeo si hablas inglés. Así, sea cual sea tu profesión es muy posible que en algún momento (o varios) te topes con el idioma inglés (al menos que seas un académico de literatura española que se dedica a estudiar a Cervantes, y aún así). Entonces, definitivamente, es conveniente que manejes el inglés ya que en algún momento te lo vas a topar de frente. ¿Y fuera del ámbito laboral? Absolutamente, en todas las áreas de la vida, pues saber inglés es absolutamente productivo.

A continuación te presento una lista de razones para que el inglés sea tu segunda lengua:

  1. Es Getting Things Done, no Organízate Con Eficacia “El traductor es un escritor privilegiado que tiene la oportunidad de reescribir obras maestras en su propia lengua.” — Javier Marías. Sin ánimos de quejarme del trabajo de Martín Rodríguez-Courel Ginzo quién tradujo la actual edición de Getting Things Done, creo que aquellos que han conseguido un entendimiento más profundo y rápido de la metodología y de los conceptos planteados por David Allen, son aquellos que han tenido la oportunidad de leer el libro en inglés. Es algo que sucede con todos los libros (muchísimo más con la literatura): y es que -simplemente- se está reescribiendo y reinterpretando la obra, pues ningún idioma tiene palabras realmente análogas a las de otro idioma; además existe una segunda mente: la del traductor, que -aunque no lo quiera- interpreta y modifica la obra. Así que sí realmente estás interesado en seguir la metodología de David Allen te recomiendo que la estudies en sus propias palabras.
  2. Consultar la información en inglés suele ser más eficiente: Como lo expliqué en la introducción del artículo: es de altísima probabilidad que en tu trabajo te encuentres con información más profunda y actualizada en inglés. Pero esto es aplicable a cualquier área de tu vida, por ejemplo; estás armando un mueble y te encuentras con que el manual está en inglés, o está más completo en inglés. Al igual que a la hora de estudiar tendrás acceso a fuentes más completas.
  3. De seguro te ganas el puesto: En más de una ocasión he conocido casos en el que le han dado un puesto de trabajo al postulante que domina el inglés. Sucede que esta habilidad suele ser bastante apreciada por lo empleadores porque te permite solucionar varios problemas de comunicaciones rápidamente.
  4. Nuestro querido mundo digital: En la comunidad de Productividad Digital somos bastante geeks, nos encantan la tecnología y las apps. No es ninguna sorpresa que muchas aplicaciones sólo se encuentren en inglés, y sé lo frustrante que puede llegar a ser intentar comprender un software desconocido en un idioma desconocido; por eso mejor saber inglés.
  5. El Rock & Roll: Tanto en música popular como en cine, comics, literatura y otras yerbas; de seguro muy a menudo te encuentras contenido en el idioma de Shakespeare. Aquí es cuando volvemos al primer punto: la traducción es una re-escritura y una interpretación; te invito a que quites de en medio a los terceros y te comuniques directamente con la obra y el autor. Obviamente si consumes contenido en un tercer idioma también te insto a que lo estudies.

Espero haberte convencido de aprender inglés. Llegando a este punto es posible que te preguntes si es buena idea tomar clases, y claro que lo es; pero no realmente necesario, de hecho soy un defensor del aprendizaje autodidacta. Aquí van algunos consejos para aprender inglés o mejorar tu aprendizaje de manera autodidacta:

  1. Consume contenido en inglés de forma gradual: Un buen ejercicio es ver una película en inglés. Te aconsejo hacer el siguiente ejercicio: pon una película que ya hayas visto con el audio original en inglés y los subtítulos en español, luego repite el visionado pero esta vez con los subtítulos en el idioma original, ve la película por tercera vez pero en esta ocasión sin subtítulo. En otra oportunidad repite el ejercicio con una película que no hayas visto antes.
  2. Habla inglés con amigos o familia: Esto es esencial ya que todo está en la práctica. De ser posible pídele ayuda a un amigo o familiar que se encuentre más avanzado que tú en el estudio de la lengua inglesa y conversen en inglés. No te avergüenzas de tu nivel al principio, la vergüenza puede ser un enorme freno; y la verdad es que es algo por lo que debemos atravesar todos cuando aprendemos algo nuevo.
  3. No traduzcas las cosas al español, piénsalas en inglés: Cuando estés leyendo, escribiendo o hablando en inglés; prohíbete hacer el instintivo ejercicio de traducir en tu mente. Intenta olvidarte de que no es tu lengua y tan sólo piensa en el idioma que estás estudiando, tal cuál como lo harías en tu lengua materna.
  4. Pon todo en inglés: Este es un consejo bastante útil que se relaciona bastante con el punto anterior. Para evitar pensar en nuestra lengua me parece útil rodearnos del idioma que estamos aprendiendo, por ejemplo: configura tus dispositivos electrónicos en inglés. A mí esto me ha sido particularmente útil. He configurado -desde hace algún tiempo- todos mis dispositivos y softwares de uso en inglés. Esto comenzó porque en los cursos que recibo de mezcla y master de sonido el instructor habla en inglés y muestra las herramientas del software (Pro Tools) en dicho idioma, así que me pareció útil configurarlo en inglés para ver la interfaz exactamente igual que en los cursos. De inmediato sentí varias ventajas a la hora de pensarlo todo en inglés y configuré el Mac en su idioma original, y luego el iPad y el iPhone, y ahora hasta la televisión la tengo en inglés.

Habiendo llegado hasta aquí sólo deseo que el estudio del inglés (y cualquier otro idioma) se te haga más sencillo. Y también que coincidas conmigo en que saber inglés es un hábito tremendamente productivo. Y es que -en realidad- aprender es un hábito productivo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s